FUNDACIÓN

NUESTROS ORÍGENES

Los orígenes de nuestra localidad, la cual  se emplaza en el Departamento de Río Segundo a 100 km de la capital cordobesa, se remontan 100 años atrás cuando los primeros pobladores italianos arribaron a estas tierras denominadas “Pampa Gringa”.

En 1868, cuando el Sr. Bartolomeo Minetti, proveniente de la localidad de Barge, provincia de Cúneo –Italia-, llega a esta región junto a su Sra. Esposa Teresa Ambrosio y su pequeño hijo Juan de tres años de edad, compra a  Don Samuel Luque las primeras 5000 has., puesto que tiempo después adquiriría 9000 has. más.

De esta manera nace “Colonia Minetti”, también conocida como “Plaza Minetti”, cuya principal actividad económica fue la maderera, labor que junto a la actividad  agrícola instaron a numerosas familias a apostarse en estas inmediaciones.

Es así que, ante la inminente población, se instaura una escuela, una Capilla en honor a San Bartolomé, varios aserraderos  y negocios.

En 1902, los hermanos Minetti solicitan al gobierno de turno  la instalación del paso de la línea férrea por sus propiedades, propósito que no logró concretarse debido a los innumerables impedimentos burocráticos que se suscitaron.

Sin embargo, Don Ignacio Luque, quien también había solicitado la línea férrea para la zona, consiguió que los rieles del tren cruzaran sus propiedades, las cuales distaban a tan sólo 5 km al sur de la Colonia Minetti.

Es así que con el paso del  ferrocarril se conoce a este asentamiento como KM 21, hasta que el 19 de noviembre de 1910, según figura en una escritura pública, se le da el nombre de Luque, nominación que fue investida en honor Don Ignacio Luque quien concedió sus tierras para que nuestro pueblo comenzara a cimentarse.

En los albores de un siglo de historia, Luque se convirtió en referente de la región por su crecimiento poblacional, estructural y económico,  indicadores que forjaron el grato porvenir que hoy se reconoce en las calles y obras luquenses.

En este proceso, la localidad demostró tener un enorme potencial económico  favorecido por el trabajo agrícola-ganadero, el levantamiento del Parque Industrial y la presencia de la fábrica José Alladio e Hijos S.A., desde la década del ’30, teniendo como eje fundamental la producción de lavaropas.

El crecimiento de Luque fue paulatino, convirtiéndose con los años en un centro de atracción de mano de obra, provocando una evolución demográfica considerable que se sostiene en la actualidad y convierte al pueblo en un punto de referencia en la zona por la actitud progresiva de su gente.

Compartimos con todos ustedes un documento único de Nuestro Fundador, hace un click en el siguiente link:

http://www.calameo.com/read/000385091b0e769dff6f3

Luque sigue creciendo!!!


%d bloggers like this: